lunes, 1 de diciembre de 2008

Proyectos



Hay proyectos, pequeñas delicadezas que me ocuparán la mente pero que ahora no tengo tiempo de realizar, porque tengo un ratón del que cuidar, al que atender, al que darle todo el tiempo del mundo para verle crecer con la energía que se merece recibir de mí.

Lo comentaba con una conocida y me decía que esperase a jubilarme para hacerlos. No esperaré tanto, hasta que el peque crezca y comience a necesitar durante menos tiempo mis atenciones.

Quizá estudiar, quizá cursos, quizá tantear otras posibilidades profesionales, no lo sé. Lo que si es verdad es que no esperaré a jubilarme, porque en muy poco tiempo a mi alrededor, personas con pocos más años que yo, han sido visitadas por el último mal, por ese que te lleva sin esfuerzo a vete a saber dónde.

Y ahí si que da lo mismo los deseos, ahí si que da lo mismo tener ganas de comerte el mundo, los sueños y toda la vida que has vivido, porque ahí todo tu mundo se muere contigo. Si hay vida después, quién sabe, pero hay cosas que quiero hacer que no me dejan quedarme sentada hasta que me jubile.

Cosas tiene la página blanca
que todavía me queda por llenar.
Libro extenso, camino incierto
amarrado al talle de mi cintura.
Cabe entender que el tiempo juega
con las pautas de la inconsciencia,
y cuando decide terminase de pronto,
retira al corazón el miedo a la lucha.
Mientras dure el alma en la vida,
recojo las mieles de mis triunfos
y a los fracasos e inconstantes
les doy una gran patada en el “ejem” trasero.

7 comentarios:

Manuel de Santiago dijo...

Si hay vida después, quién sabe, pero hay cosas que quiero hacer que no me dejan quedarme sentada hasta que me jubile.

Claro que hay vida después de ésta. Más bien, es continuación de ésta. Sólo llevaremos lo que hemos arropado en Amor. Un amor que ha de traducirse en el cuidado amoroso de quienes nos rodean.
Pido por tí desde ahora mismo a ese Dios-Padre que te espera.
Creo que mi Blog puede ayudarte. (Perdona la petulancia).
Un saludo.

Isabel dijo...

Ahí está, niña... comerse el mundo, vivir a tope, aprendiendo cada día. Hacer realidad lo que te haga sentir bien. Estamos en este mundo para ser felices, para descubrir lo que somos capaces de hacer. Besos.

Ojo de fuego dijo...

Manuel de Santiago: Ante todo, gracias por tu visita a mi blog.
Respecto a lo demás, entiendo que cada persona puede tener sus creencias, a su manera, según lo que ha vivido, lo que ha sentido, lo que le ha sido inculcado. Podría entender y aceptar algunas cosas, pero otras no, y en eso baso lo vivido...
Gracias.
....................
isabel: A comerse el mundo, pero sin correr, sin prisa, que todo llega. A mi manera, soy feliz. Quizá entenderlo sea difícil, pero soy feliz...
Besitos

Trini dijo...

Conociéndote sé que acabaras cumpliendo esos proyectos y más bien pronto que tarde.

Besos para los tres

Ojo de fuego dijo...

trini: Tengo que esperar, Trini. Tengo que esperar, pero lo haré, seguro que lo haré.
Besitos

azpeitia dijo...

Siempre el tiempo, tremendo tirano..enhorabuena por tu blog....azpeitia

Ojo de fuego dijo...

azpeitia: Si que es un pequeño tirano, di que í. Si no fuese por el que tenemos, todas las cosas que se podrían hacer.