jueves, 30 de julio de 2009

El azufre del Teide

Piedras y margaritas

Entre lava y margaritas


Camino hacia la cumbre

El camino


En el crater


El crater



"nos"


El camino es lento, como algunos días en los que hay que andar despacio, con calma. Las piedras, son los testigos de la subida, vestida de infinidad de paradas. Margaritas y musgo entre piedras. La lava se extiende caprichosa en olas congeladas aguardando el capricho de las profundidades o el frío hielo para variar su aspecto. El oxígeno se esconde y los pulmones gritan pidiendo más tranquilidad en la ascensión, mientras la calima se adueña del cielo. Esa niebla que lo cubre todo, otorgando soledad a lo infinito y al azul intenso. Si se marcha, vendrá la vida al cielo. Si retorna traerá muerte. Si se marcha otra vez vida. Como una primavera y después un invierno, que atraerá una primavera nueva.


En la cumbre, el pequeño cráter desgarra un aroma que pareciera de cientos de cerillas encendidas o quizá incienso. La superficie a la que está prohibido acceder, rodeada de cadenas, amarillea pintada de azufre. Humo entre piedras junto al que hay que pasar. Calor sofocante. Más humo. El olor es insoportable. Cinco minutos son suficientes.


Descendemos. Al terminar el sendero las piernas tiemblan, la altitud me juega una mala pasada. Descansamos hasta que vuelve el teleférico. Nos miramos, brillan los ojos.


Promesa cumplida.



4 comentarios:

TriniReina dijo...

Qué suerte subir ahí.

La única vez que fui a Tenerife y subí a las cañadas, el telesférico estaba averiado:(

Que hermosas margaritas y, que valientes.

Besos

PD: Por lo que leo has estado de vacaciones:)

Radikal dijo...

Hermoso...

Yo subí hace poco una montañita de nada, y aunqué sé que no sería nada comparado con el Teide... fue precioso. Y de hecho, volveré a subirla.

Y claro, evidentemente... si voy por Tenerife, iré al Teide!

Isabel dijo...

Es algo que me llamó la atención en el Etna, en Sicilia... cómo crecían las flores entre las piedras. La vida siempre sabe por dónde tirar. Me tienes que contar ;))
Ya queda menos. Muaaa.

Ojo de fuego dijo...

trini: No ha sido suerte. Pedimos hace tres meses permiso al Cabildo de la isla para poder subir. Ha coincidido que no había viento y que el teleférico funcionaba y que los pequeños problemas que nos habían surgido días antes se habían medio solucionado.

Y de vacaciones, si. En la preciosa isla de Tenerife.

Besos
...........................
radikal: Pues si lo haces, solicita permiso al Cabildo para poder acceder a la cumbre. No se permite el paso del teleférico hacia arriba, así que no lo olvides si visitas la isla.
Gracias por tu visita.
........................
isabel: Si que fue extraño encontrar las margaritas. Es que no te lo puedes imaginar... Y pequeños montoncitos de musgo entre las piedras. Fue un momento muy mágico, sin duda.
Pues el Etna, también tiene que ser espectacular.
Besitos y hasta dentro de muy poco.