lunes, 30 de abril de 2012

Sin espera







Me muevo sin esperar cosas que llegan.
Me observo atrayendo momentos que corriendo vienen.
Si esperando abandono,
se me va la vida entre relojes y tiempos,
mientras mi cuerpo va sumando
caminos de destino abierto
en campos de amapolas descubierto. 
.
Consciente, una película de cuentos encuentro
y entre palomitas y penumbra,
hallo un instante de felicidad plena
disfrutando mi no espera de nuevo. 
.
¡Qué absurda ironía!
Sentirse feliz sabiendo mandar
a la esperanza volar.






5 comentarios:

Erik dijo...

Me gustaría por un momento meterme en tu cabeza cuando pensaste esos versos.


Besos

TriniReina dijo...

Eso es porque tu mente anda en otras cuestiones, acaso más dulces, ero también menos duraderas.
La sensación de espera siempre vuelve, porque jamás dejamos de esperar algo.

Besos

MABANA dijo...

Que hermoso está tu lugar...simplemente precioso...

Tengo demasiado tiempo olvidado lo bien que se puede estar aqui....

Los extrañoooo!!...

y yo si quiero esperarrrrrrrrr....tq

Juan Pardo dijo...

Unos versos con el hechizo del alma grande de quien los ha escrito.Es cierto que el no esperar , nos puede dar más paz espiritual que esperanzas infundadas en la más fría de las nadas.Un abrazo.

Ojo de fuego dijo...

erik: Hay momentos en mi vida que me gustaría compartir con mi pareja, pero con el tiempo comprendes que él no es yo ni yo soy él. Decido hacer cosas que él no quiere compartir conmigo.

Y las disfruto al máximo porque ahí soy yo, únicamente yo. Un bote de palomitas y una buena película, de esas que me llegan dentro...

Besos
........................
trini: Tengo muchas esperanzas en muchos aspectos de mi vida, pero en otros, las perdí. Y hay esperas muy buenas y maravillosas. Y las que no son esperas, las disfruto yo sola. Si por esperar, las dejara de lado, sería contraproducente para mí y mi vida.

Besos
.........................
mabana: ¡Cuánto tiempo!!! Espero que te vaya todo muy bonito, guapa. Por aquí estamos bastante bien... Problemas como tod el mundo, unos días fantásticos y otros un poco torcidos, pero todo bien...

No dejo de sperar muchas cosas, pero otras ya no...

Besos
.........................
Juan Pardo: Hace tiempo que entendí que no se podía tener esperanzas según para que cosas. Me llegaron a cuestionar demasiado, así que me senté a esperar, y ahora me he dado cuenta de lo que ya no espero. La vida continúa y yo con ella. No se si tengo paz, poero lo cierto es que duermo bien y te aseguro que no es por tener la conciencia tranquila, sino por mandar en ciertos aspectos, a la esperanza volar...

Besos