viernes, 7 de septiembre de 2012

De limpieza










Hemos entrado en casa
y toda ella, a quemado huele. 
.
Prendemos de luz las estancias
y abrimos al aire ventanas,
a los insectos en la noche provocando,
más por las inmediaciones de la nariz
el aroma continúa paseando. 
.
Cristales diminutos
bajo el viejo frigorífico
y bolitas de cereal de cacao,
tras la lavadora hemos hallado. 
.
Bajo la fregadera no arde nada.
Pobre cafetera, tus miradas extrañas
me obligan a decirte que la dejes tranquila
porque dormita desenchufada. 
.
Después de remover media cocina
se me ocurre visitar a la vecina. 
.
-  Todavía huelen a rayos,
los restos del pan que por la mañana,
de negro se tiznaron. 
.
-  Cuando necesite los electrodomésticos
por debajo limpiar,
os avisaré,
para que pongáis el pan a tostar.
.
.
.
 
 
 
 

8 comentarios:

mj dijo...

Hay que limpiar las estancias interiores de vez en cuando, sólo así se pueden resolver ciertas pautas, situaciones densas para que todo fluya y nada se queme.
Un abrazo y feliz día

José Manuel dijo...

Original manera de mostrarnos los inevitables accidentes domésticos y lo que esconden los implescindibles electrodomésticos.
Feliz fin de semana

Besos

TriniReina dijo...

Al menos no han sufrido daños tus electrodomésticos. Es más, yo diría que de ti se han aprovechado:):)

Siempre me sorprende lo que llegamos a acumular en según que lugares casi inaccesibles. Casi, que no del todo, como bien nos has contado:)

Besossss

Estrella Altair dijo...

Por dios!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!111


no quiero limpiar... más..

he dicho.... ni una ventana, ni nevera, ni horno, ni naaaaaa

besines... de alegria de volver a estar con tan dulce mujer

una pregunta ojo de fuego.. siempre he creido que eres policia, es cierto o es una fantasia que yo me he inventado..??

vale no contestar

o contestar por el correo interno..

vale...

Abrazos

MTeresa dijo...

jajaja
muy bueno
menos mal que no era grave.

Juan Pardo dijo...

Es obvio que de lo cotidiano , de un incidente doméstico has sabido crear un texto lleno de encanto y ternura.En los más nimios detalles la poesía habita , la inspiración crepita.Un abrazo.

Oréadas dijo...

jaja que imaginación tienes, :) sacas de cualquier situación un hermoso poema.
Un besito :)

Ojo de fuego dijo...

mj: Aunque no puedo dejar de darte la razón, en esta ocasión es algo que me ha pasado en casa. Algo de mi rutina, de midía a día...

Besos
.....................
José Manuel: Espero que no me den nuevos sustos por mucho tiempo, aunqeu el alvavajillas y el frigoríficoestán muy viejitos...

Besos
......................
Trini: Ya te digo que se han aprovehchado de la situación. ¡Menuda limpieza que les ha caído! Haber si no esperamos tanto para hacerlo otra vez... Me alegro mucho de que ya te puedas reincorporar al blog.

Besos
..........................
Estrella: Pues lo siento pero yo no te voy a ayudar a limpiar todos estos menesteres que bastante tengo con los míos.

Y lo de mi profesión... No me importa contestarlo. Policía local dicen algunos , otros alguacil, otros guardia municipal... Como mejor te parezca. Si que trabajo en esos andurriales, aunque no me considero que lo soy. Trabajo de ello...

Besitos, guapa
.............................
MTeresa: Por supuesto que no fue grave. El vecino se excedió con el celo a la hora de tostar el pan.

Besos
..............................
Juan Pardo: La poesía nos rodea, nos incita y a mí te aseguro que me ayuda, encontrarla hasta en los lugares más insospechados, como ha sido en este caso.

Besos
................................
Oreadas: Del día a día se pueden sacar pequeños momentos muy mágicos. Sólo hay que querer verlos así.

Besos