domingo, 9 de junio de 2013

A marcharte, te invito

 
 
 
 
 
 A ti, que llevas tres días
dormitando en mis pensamientos
y que a la más mínima ocasión
osas molestarme. 
.
A ti, que en boca de quien te siente
te hallas risueña y preciosa
como un sueño de corales floridos,
arenas finas y de algas, corolas. 
.
A ti, porque en mi vida no hay lugar
que pueda amarte ni albergarte
más que para ofertar contradicciones
y estrellas de mar que sus brazos parten. 
.
A ti, sombra oscura, te invitan mis deseos
a que me regales la más grande de tus ausencias.
 
 
 
 

7 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Hermosísimo poema. Las sombras no llegan para quedarse. Un día, sin casi darnos cuenta YA NO ESTAN.
Besos de luz.
¡LINDO INICIO DE SEMANA !! :)

Erik dijo...

Cada vez me gustan mas tus letras.

Beso pajarito

TriniReina dijo...

Pues si, que emigre. Que emigre cuanto antes.

Precioso el poema, niña. Me ha encantado.

Besos

José Manuel dijo...

Esa sombra oscura que marche cuanto antes, de oscuridad nada, siempre luz, mucha luz.

Besos

Darilea dijo...

Sí, la puerta abierta para las sombras.
Un besito :)

Juan Pardo dijo...

Toda sombra interior que se apodere del alma nos roba la razón y la calma ; y a nuestro corazón desarma , mientras a los deseos y a la ilusión espanta.Bella reflexión poética.

Ojo de fuego dijo...

maría del Carmen: Supongo que como otras muchas cosas, van por temporadas. La vida es un vaivén...

Besos
......................
Erik: Será porque en algo se parece a lago que piensas o sientes... ¿no?

Besos
.......................
Trini: Ya te digo. Ya emigró, ya marchó así que a disfrutar de nuevo...

Besos
.....................
José Manuel: Como dice la canción "sin luz que perseguir", pero a veces la sombra viene a revolverme por dentro...

Besos
......................
Darilea: Lo malo es que también está abierta para que entren...

Que le vamos a hacer.

Besos
.........................
Juan Pardo: En cierta manera es al revés... Es una ilusión que hace años se marchó de mi vida y que sé que ya no voy a volver a sentir...

Recordarlo no me hace nada bien.

Besos