domingo, 26 de agosto de 2007

TIROL

"nos"

Dentro de poco, mi aniversario de bodas cumplirá once años. Recuerdo los preparativos… El restaurante, el vestido, fotos, invitados y todas esas miles de parafernalias en las que sobre a las mujeres nos gusta enredarnos.

Pocos meses antes, cayó en nuestras manos un suplemento, de esos que vienen con los periódicos los domingos, en el cual se publicaba un artículo que versaba sobre las opciones que había para conocer las montañas de los Alpes austriacos. La más socorrida, venía a ser la de alojarse en una granja típica de la zona, tirolesa a más señas. Así que, como nos indicaban, llamamos a la oficina de turismo austriaco que hay que Madrid para que nos enviaran más información a fin de organizar el viaje.

Resultó que, al final, y debido a que nos hicieron llegar diversos folletos sobre Viena y Salzburgo, y sumándole a eso, que el llegar a la zona del Tirol, nos suponía ir un poco a la aventura, no siendo nada versados en estos menesteres, nos fuimos por agencia a conocer las ciudades que antes he mencionado.

Pero siempre estaba ahí ese gusanillo de la granja, de las montañas, y de los verdes prados haciéndonos chiribitas.

Así que este año, nos volvimos a plantear el asunto y que aquí que nos fuimos a una agencia de viajes y claramente le expusimos nuestros planes.

Después de un vuelo saliendo desde Bilbao hasta Munich, alquilamos un coche en el aeropuerto y nos dirigimos derechitos hasta la falda de una montaña a las afueras de la ciudad de Innsbruck. Allí nos esperaba una preciosa granja.

Hemos visitado ciudades, nos hemos reído y yo he llorado ante la nueva visita a Salzburgo después de once años.

Y sobre todo ante la inmensidad de la naturaleza que me ha abrazado entre abetos y nubes…

9 comentarios:

gobina dijo...

¡Qué bonito¡¡¡
los sueños está bien repetirlos...
enhorabuena,y felicidades
un besazo

José Luis dijo...

Miran tanto nuestros ojos en lo desconocido tratando de recomponer el día cuando nacimos, nos casamos o moriremos... que necesitamos tiempos de montaña y compañía para reconocernos...
Me alegra vuestra vuelta y disfrute.
Besos

Trini dijo...

Vaya, me alegro de que hayas disfrutado de estas vacaciones soñadas. Me encantan la smontañas y pasar unos días ahí sería genial.
Enhorabuena
Besos

Darilea dijo...

Hubo de ser una verdadera delicia
Besitos

Ideas dijo...

me alegra leerte tan feliz, volviendo sobre tus pasos y mirando detenidamente el horizonte..
salu2

julio-entuinterior dijo...

Enhorabuena por esos once años disfrutados y os deseo que haya muchos otros viajes festejando algo parecido

Un beso

Ojo de fuego dijo...

gobina: Si se puede, porque no repetirlos. Es muy bonito recordar momentos fantásticos y poder volver a vivirlos.
Muchos besos
................
josé luis: A veces e snecesario ese aposento para retornar a un encuentro con lo que está aquí ahora. Y darte cuenta de que seguimos aquí...
Un abrazo
..............
Trini: Por algún e-mail que me ahs envíado ya se que te gustan mucho las montañas. A mí me alucinan y estas que visite... ¡Guau! Increibles.
Muchos besos
................
Darilea: Pues si que lo fue. Una verdaera delicia..
Besitos
.............
ideas: Lo pasamos muy bien. No es que vuelva sobre mis pasos. No volvería atrás en muchas cosas de mi vida, pero en este caso, es bonito, poder visitar esos lugares de nuevo.
................
Julio: Pues muchas gracias. En realidad no festejamos en este viaje nuestro aniversario. Han sido nuestras vacaciones, pero todos los años nos gusta que sean distintas, especiales...
El aniversario ya lo celebraremos.
Besos

Corazón... dijo...

Hola ;)

Primero felicidades por esos once años de matrimonio, deseo que vengan muchos, muchos más :-)


Segundo que guapa, rodeada de esa belleza natural son momentos increibles que seguramente se quedaran atrapados en tu memoria como los de tu boda :) Enhorabuena.


Tercer; me alegra saber que has vuelto y con las pilas recargadas :)

Abrazos y besos.

;o)

Ojo de fuego dijo...

Corazón: Gracias guapísima. La verdad es que lo hemos pasado muy bien, encontrando recuerdos entre tartas deliciosas y montañas grandiosas.
Gracias, linda.