martes, 4 de noviembre de 2008

La pecera




"nos"


¿Qué sabéis vosotros que me observáis al otro lado del cristal?
¿Qué sentís sumergidos en decenas de litros de agua?
Juegos transparentes a los ojos, encuentran vigilantes
a sus movimientos de aleteos dorsales.
Tras la protección de sus mundos submarinos,
entre grises escondites y verdes plantas,
hallan lugar de suave dormitorio.
Ni Dios ni piedra se siente el alma.
Vive encontrada en una esquina
dónde entiende ciertos sentimientos
y renuncia a entender otros
que ya no hay que entender.
Pecera acuífera entre paredes de cristal
cuya esperanza renuncia a esperar.

Fácil mientras sepa nadar,
difícil supondrá una eternidad
si el cuerpo sumergirse no quiere.
Mas ya hace tiempo que bucea entre algas,
viviendo entre ellas, como una más.



6 comentarios:

Ideas dijo...

Y ahi frente a ese mundo que se vive desde la ventana de una pecera, uno se pregunta si la vida es tan idilica como se imagina...

Isabel dijo...

Sé yo un rato de peceras, niña. Besitos.

Trini dijo...

Si lo piensas bien, cuán triste ha de ser estar ahí, en esa prisión de agua...

A lo que tú no saques poesía...

Besos

white dijo...

muchas veces todos somos peces a ojos de otras miradas.
Besitos

julio-entuinterior dijo...

Estoy con Trini que de cualquier cosa o situación, haces poesía.
Por cierto, ¿has hecho alguna cuando has puesto alguna multa?, si es que has puesto alguna claro :)

Un beso

Ojo de fuego dijo...

ideas: Es que la vida no es idílica. Nos creemos que lo es. Sólo falta ponerle un poco de color, del tuyo en tu vida, del mío en la mía, para hacerla interesante, para sentirla intensa.
Besitos
................
isabel: ¿Tienes peceras? ¿O ves la vida del otro lado? Igual termina siendo lo mejor, sentirse en el otro lado como todos.
Besitos
................
trini: Bueno para ellos, para los peces imagino que si.
Poesía, a todo, Trini, a todo lo que puedo. Es un vivir que me agrada, que me gusta.
Besos
......................
white: Pues es un poco así. En este mundo de los blogs, pienso que lo somos. Yo miro en tu pecera, tú en la mía. Me pido ser un pescadito naranja, con la cola muy grande. ¿Y tú?
Besitos
.................
julio: Pues no he hecho ninguna poesía sobre ese tema, pero te aseguro que podría. Hasta cantares, sacaría de ese tema.

Multas... A montones, es lo que hay, cada uno hace el trabajo que le toca.

Besos