domingo, 29 de noviembre de 2009

Mujeres que corren con los lobos



Cuando leo un libro, puede resultar que dicha lectura sea amena sin más o que entre las frases colocadas línea tras línea encuentre un punto de encuentro, nunca mejor dicho, a muchas cosas.
Hace años que oí hablar del citado en cuestión. Por un motivo u otro, hasta hace unos meses no cayó en mis manos. Me lo recomendaron como lectura obligada a toda mujer, aunque verdaderamente pensé que ya estaba muy de vuelta con muchos libros de este tipo. Me he cansado de leer aquellos que siempre me dicen lo mismo sobre lo mismo. Autoayuda, sí, pero desde hace tiempo no me aportan nada nuevo. Todo se repite constantemente, como en un bucle que no avanza. Así que mi periplo en la biblioteca me sugiere alguna novela interesante y uno o dos de poesía. ¡Qué nunca falte!

Hasta que compré “Mujeres que corren con los lobos”. Son cuentos de todos conocidos, como ejemplo, “Las zapatillas rojas”, “El patito feo”, “Barba azul”… Cito estos por ser los más oídos, a los que la autora destripa, paso a paso, a fin de encontrar un punto de unión a muchos comportamientos.

Lo que me ha sorprendido del libro, no han sido los conceptos nuevos, que los ha habido, sino la explicación a diversos, como he dicho antes, comportamientos propios, míos. El libro podría encontrar lectores en hombres, refiriéndome a ello ya que se explaya en bastantes ocasiones en comportamientos similares, pero si que es cierto que se dirige la mayoría de las veces a las mujeres. Según la persona que me habló sobre él, un hombre, lo recomienda para aquellos que quieran entendernos.

Han sido meses de estudiarlo, ya que la información es tan especial, tan exquisita, que hace falta tiempo para asimilarlo.

Me ha encantado saber porque a veces necesito salir corriendo de donde me encuentre y que no es por incomodidad, sino porque mi mío ansía saciarse de lo que siento sin que nadie esté por medio. Saber porque me apasiona tanto la naturaleza en toda la expresión, más que de la palabra, de lo que abarca. No sabría darle nombre pero es que no hace falta. Lo que es, es.
Y cuando lo que es, es tan tuyo, que termino el libro, después de haber llorado cientos de veces al leerlo con una alegría que no puedo describir…

Dejo las últimas anotaciones…


“Así descubrió que era cierto lo que dicen, que el lobo es la más sabia de las criaturas. Si prestas atención, el lobo cuando aúlla hace siempre la pregunta más importante, no dónde está el alimento más próximo, la pelea más próxima o la danza más próxima,
sino la pregunta más importante
para ver dentro y detrás,
para sopesar el valor de todo lo que vive,
¿dóooonde
estáaaaa el
almaaaa?
¿Dónde está el alma?
¿Dónde está el alma?
Sal al bosque, sal enseguida.
Si no sales al bosque, jamás ocurrirá nada y tu vida, no empezará jamás.
Sal al bosque,
sal enseguida.
Sal al bosque,
sal enseguida.”



Clarissa Pinkola Estés



4 comentarios:

TriniReina dijo...

Hace tiempo que me lo recomendaron, pero como a ti, los libros de autoayuda poco me ayudaron. Ahora, viniendo de ti la recomendación, tendré que buscarlo y leerlo, porque ahora, en estos momentos, me vendrá bien cualquier ayuda para volar.

Besos

Estrella Altair dijo...

No lo conocía, esos libros de autoayuda no me suelen gustar nada...

Y este que habla del lobo y de salir del bosque, pues como todo tiene su interpretación simbolida, si salir es aceptar el cambio y mejorar adelante y si ser como el lobo es crecer y ser libre, pues mejor.

Un beso amiga ojo de fuego

Deseo dijo...

No se, pero de la manera que lo relatas me intriga

Vere....

Ojo de fuego dijo...

trini: Si que de verdad es distinto y te lo dice una que ha leído muchos, demasiados quizá. Si lo lees con calma, es que tiene demasiada información...
...En estos momentos... Espero que todo esté bien.

Besos
.................
estrella altair: Hacía mucho tiempo que no leía uno y este me ha sorprendido, en cierto manera la manera de escribirlo, como lo cuenta.
Y no es salir del bosque sino vivir en él, si te fijas pone "sal al bosque". Representa al bosque como nuestro medio de encontrarnos, tratar de no quedarnos en las cercanías.
Y respecto al lobo, lo que la autora quiere decir es que debemos darnos cuenta de la sabiduría del lobo en los momentos de la vida, en los pasos del camino. Se crece según se camina dependiendo de lo que vivas.
Un beso
.................
deseo: Pues guapo, anímate. La verdad es que es muy interesante. Yo no se si el consejo de quien me lo recomendó es cierta. Sólo se que ha sido apasionante su lectura.
Besos