sábado, 12 de noviembre de 2011

Baldosas que andar







Te acompaño al baño,
te ayudo a asearte.
La crema cubre tu castigado cuerpo
cosido a golpe de puntos.
Andamos por el concurrido pasillo
cuyas grandes baldosas consigues recorrer
desde una lejana ventana a otra.

Ayer parecía que la mejora te aupaba
y mañana cuando vuelvo a llamar
estás tan cansada que ni hablar puedes.
Hoy, tu mano es un suero andante
y otro nuevo aparece al terminarse. 
Me dices que no merece la pena
preocuparse por algunas cosas
porque la vida, cuando menos lo piensas
te da una certera patada.

¿Sabes? Eso lo averigüé hace años.
Vivo el hoy y espero el mañana,
el del día siguiente
porque es lo mejor que puedo hacer.
Río por lo que he de reír
y lloró por lo que he de llorar.
Y tú, ¡anímate!
 para que el próximo día
nos descubra de la mano otro paseo.




4 comentarios:

TriniReina dijo...

Vivir no ya el día, sino el momento.
Cómo se dice por aquí: "Disfruta los buenos momentos, porque los malos seguro llegarán".

Sí, a veces nos preguntamos si vale la pena tanta lucha...

Besos y ánimos

Ojo de fuego dijo...

Trini: El momento, el segundo, el ahora mismo. Creo que es lo mejor que podemos hacer. La vida tiene la manera de hacer que todo se de la vuelta, para bien o para mal. Y es mejor vivirla a cada instante.

Y si que merece la pena la lucha, si que la merece, por sentir entrar el aire a nuestros pulmones, sólo por eso...

Besos

Estrella Altair dijo...

Ahora mismo... y nada más.. querida amiga... esa mano que tiendes.. me ha transmitido amor, sensibilidad....y belleza en una situación muy muy difícil..en la que no sé como acompañarte sino con estas letras..

y dejándote una esperanza de corazón

Ojo de fuego dijo...

estrella altair: Gracias de verdad. Ha sido un mes y medio un poco difícil. De visitas llenas de esperanza que terminaban en saco roto, de otras visitas que creías tristes y te animaba encontrar mejorías. Ya está en casa, sólo queda esperar que no vuelva al hospital en mucho tiempo...

Gracias y muchos besos