viernes, 20 de enero de 2012

Cuando me detengo









Cuando me detengo,
llegan tiempos de reflexión buscada
donde un segundo vivido sabe
a mucho de todo y cuentos de nada. 
Cuando me detengo,
es porque ha sucedido algo
que obliga a unir pie con pie.
Es que si no me paro, seguro sangro. 
Cuando me detengo,
retornan cálidos y sentidos momentos,
donde sentarse a pensar tempestades,
conjunción de desaires o sueños.
Cuando me detengo,
contemplo con asombro mi suelo,
superficie de punto de apoyo
en la que basarse para alcanzar el techo. 
Si mañana decido pararme
es porque debía hacerlo,
a resolver situaciones complejas
que de no curar, vuelven a sangrar. 
Ahora mismo salgo corriendo
de paradas y parones saliendo.
He curado mis renqueantes heridas
y las alas elevo de nuevo.



6 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Pues vaya... creo que si el poema es real.. de esos de tu vida..

pues que me apunto contigo... en ese camino..

y por donde dices que vas a ir...????

me voy contigo..

Besos.. sin sangre... sin dolor, con sol y esperanza..

Chus dijo...

alzas al vuelo tus alas y antes de que te des cuenta estarás planeando de nuevo, sobrevolando tus "coloradas"; pero cuidado, el dolor es mejor no olvidarlo, es preferible aprender a vivir con él, incluso cuando ya no nos duele, así ante un nuevo dolor sabremos cómo afrontarlo...
un beso.
chus.

TriniReina dijo...

Sí, de vez en cuando hay que parar y mirarse y curarse e incluso encontrarse...
Lo de elevarnos es obligación.

Besos y alas

Juan Pardo dijo...

Hay que detenerse y mirar el cuadro de nuestro interior desde lejos , con perspectiva.De toa parada surgen nuevos bríos,de todo dolor surgen nuevas alas...Hermoso texto.Gracias por tus palabras.Un abrazo.

José Manuel dijo...

En la vida siempre es preciso detenerse de vez en cuando, para luego coger impulso y continuar. Es la única forma de llegar hasta el final.

Besos

Ojo de fuego dijo...

estrella: Creo que en cualquier momento te puede venir uno de esos baches y hay que ser sabio y saber pararse, detenerse y esperar a sentirse mejor...

Besos
.....................
chus: Por gracia, y aunque el poema así parezca transmitirlo, no estoy en mal momento sino todo lo contrario. Como tú dices es bueno no olvidar los malos momentos, creo que por ello de vez en cuando escribo uno de stos, para que no se me olvide. Olvidar el dolor... Nunca, por la cuenta que me trae.

Besos
.......................
trini: Y que bueno es saberse parar. Encontrarse uno mismo es el mejor de los remedios para después recobrarse y vovler a volar.

Besos, Reina.
....................
Juan Pardo: De toda experiencia, como dices, se sacan vivencias que ayudan a superar obstáculos. Pienso que la naturaleza es muy sabia y que las cosas se aprenden cuando se tienen que aprender. Cada cosa a su tiempo y en su momento. Hay que terminar por encontrarse...

Besos
.........................
José Manuel: Bueno, el final llegará nos guste o no, de una manera u otra. Pero si que es necesario pararse de vez en cuando a meditar, por si las moscas.

Besos