miércoles, 11 de enero de 2012

Tiritas de paciencia





Impresas cosidas en el blanco papel,
a lomos de miles de escritas palabras
cabalgamos  juntos, mosqueteros los tres,
trotando carpetas y galopando mañanas.  
Más de una lágrima en desespero
a veces se antoja tu suave cara,
como si el río entre piedras navegara
surcando los caminos que te angostan el alma. 
Símil, personificación y metáfora
en castellano rimbombante suenan.
Los minerales y el universo infinito,
la asignatura de natura llenan.
En plástica, las perpendiculares
dueñas del lápiz progresan
y “there is” en inglés se repite
en reiterados montones de frases hechas. 
Porque corre el tiempo en minutos
que no disfrutas, te quejas.
El momento de juego se ha perdido
de tanto leer y palabrear letras.
Asomará el bienvenido segundo
En que dejar los libros en un rincón, puedas
Mientras tanto, paciencia nos venga
en tiritas dulces y pegajosas vendas. 
Paciencia, sí...
¿Quién conoce una tienda donde la vendan?





6 comentarios:

José Manuel dijo...

Grandes dosis de paciencia hacen falta, para "lidiar" diariamente con los hijos. No hay tienda donde se venda, cada uno debemos traerlo en el equipaje de la vida.

Un saludo

TriniReina dijo...

Nunca he sido paciente, en absoluto. Para nacer me adelanté y para emparejarme y para parir... No, nunca tuve paciencia para nada. Ahora, los años o la vida, me hacen ejercitarme en ella y a veces me admiro yo misma de lo paciente que soy para algunas cosas...

Besos y tiritas a mansalva:)

Ojo de fuego dijo...

josé manuel: Ya lo sé, ya lo sé... Ya sé que no hay tienda donde la vendan... Sólo una manera de hablar..

Besos
.......................
trini: Pues yo tengo demasiada y con muchas cosas y con algunas personas, que no me queda más remedio. Ahora estamos en un una época en la que se nos suma cambios hormonales con mayores exigencias en los estudios. Y hay que pelear un rato largo...

Besos

Juan Pardo dijo...

La paciencia , la espera , se hacen quimeras cuando el corazón desespera y nos alejan de toda Luna llena.un texto para reflexionar.Gracias por tus alentadoras palabras.Saludos poéticos.

Juan Pardo dijo...

La paciencia , la espera , se hacen quimeras cuando el corazón desespera y nos alejan de toda Luna llena.un texto para reflexionar.Gracias por tus alentadoras palabras.Saludos poéticos.

Ojo de fuego dijo...

juan pardo: Es de seguro que aprender a trabajar la paciencia traerá mejores caminos por los que transitar. Aunque sea difícil será más suave el trbajo.

Gracias y besos