domingo, 13 de mayo de 2012

Malas noticias




Al abrir la puerta para entrar en la habitación, la encuentro llorando. Un rato antes, habíamos estado bromeando sobre la comida que les traían a su marido y a mi padre desde que habían ingresado. 
.
Con los ojos amarillos, su marido ve sin mirar lo que le rodea. La noticia les ha golpeado como si una ola hubiera penetrado en el interior de sus vidas, anegándolo todo. Dice que le gustaría gritar. Un grito fuerte y penetrante. Más calla. 
.
 Me viene a la cabeza el más hermoso de los versos que pudiera ofrecerle. Tras la ventana el monte rinde homenaje a una calurosa mañana de mayo. 
.
“Mira por la ventana y disfruta de lo que te ofrece esa verde hierba que brilla bajo los rayos del sol. Vive todo lo que te rodea.” 
.
Sólo soy una mera espectadora en un terrible instante, en un primer momento de angustioso agobio y desasosiego. ¿Qué habrá venido después? Puedo imaginarlo pero no vivirlo. Ahora en casa, cierro los ojos y parece que siento la tristeza, la impotencia y la incertidumbre que les ha visitado de repente. 
.
Hace tiempo que me di cuenta de que la salud estaba por encima de otras muchas cosas. Muy por encima. Y que había que renunciar a algunas de esas cosas por preservar la salud que necesitaba para sentirme bien. Pero también siento, que pese a renunciar, la vida puede presentarse injusta y dueña de crueles situaciones donde el mundo parece abocado a la desesperanza más sublime, arrastrando la razón al olvido. 
.
La he sentido frente a mis ojos en otras personas y no puedo dejar de pensar en ello. Es triste…






7 comentarios:

Erik dijo...

Eres sensible pajarito.

¿Sigues trabajando en lo mismo?

Un Beso muy grande .

Oréadas dijo...

Es triste sí, la vida parece que nos regala deliciosos momentos hasta que nos encontramos de bruces con el más desesperado de ellos... enfrentarse a la cruel realidad. Entonces todo parece desvanecerse a tu alrededor y dejás de ser tú para convertirte en el sentir del otro.
Un besito

José Manuel dijo...

La realidad puede llegar a ser la mas cruel de las vivencias.

Besos

Juan Pardo dijo...

Muy emotivo y bello texto :...la vida puede presentarse injusta...arrastrando la razón al olvido..Es cierto que nuestra vida es frágil y quebradiza ...y la sombra gélida de la muerte nuestro tiempo eriza.Sensible y profunda reflexión , amiga de letras.Un cálido abrazo.

TriniReina dijo...

No recuerdo quién dijo que "la vida da tanto como quita y al final de ella, el "partido" queda en empate.
Sé que eso no es así y que hay personas extremadamente castigadas por la vida. También sé de otras que empatan con ella. Pocos le ganan...

Besosssss

MTeresa dijo...

Un artículo sensible
y vital, de tristeza y alegría,
así es siempre la vida,
una conjunción
una dualidad,
un saludo

Ojo de fuego dijo...

erik: Sigo trabajando en lo mismo. Tengo mi punto sensible, pero también tengo muy mal genio cuando me lo propongo. Ya sabes el ying y el yang...

Besos
........................
oréadas: Esos momentos tan tristes no dejan también de ser especiales, quizá más dueños de uno mismo de lo que creemos. Saber ponerse en el lugar del otro, pero manteniendo la fortaleza que pueda necesitar, es más pleno que otras muchas situaciones.

Aunque esa realidad sea triste...
Besos
.......................
José Manuel: La vida es un conjunto de situaciones que nos llevan y nos traen y que a veces por desgracia no nos deja elegir. Lo que viene, viene y deja su huella, en este caso como dices muy cruel...

Besos
....................
Juan Pardo: Creo que en ese momento... Ufff. Le miraba la cara y se hubiera podido escribir un poema de la expresión de su rostro... Era una mezcla de incredulidad y a la vez de abandono. Digo que miraba sin ver, porque dirigía su mirada a la pared, como mirando la nada...

Besos
...............................
Trini: Pue ojalá podamos decir que encontramos un empate entre ella y nosotros. Sé que se puede uno sentir terriblemente castigado por la vida, pero también sé que de ese castigo se puede sacar una fortaleza muy grande, sólo falta proponérselo.

Besos
.......................
MTeresa: Muchas gracias por tu visita. Como he comentado más arriba... El ying y el yang, como tú dices, la dualidad que tenemos que vivir nos guste o no... Saber encontrar el equilibrio, cuestión de sabios...

Besos