domingo, 1 de diciembre de 2013

Campo de sol


 
 
 
 
 
"nos"
 
 
 
Encinta, cubrió de verde los campos. 
.
Arrastró bajos los calores del verano
sinfín de sequías, en sus vástagos al viento.
Abrió sépalos y mostró en el escaparate
amarillos pétalos que dorada la vistieron. 
.
El astuto sol, los atrajo bajo su seducción
alargando sus días bajo un baile continuo.
Y el dorado siguió danzando hasta ser secado,
mientras su prole, de cáscaras se curtía. 
.
De paisajes adornada, muestra su faz la tierra,
que en soles abonada y en raíces curtida,
entrega su amable y crujiente fruto
en líquido ambarino y crish crash de partida. 
.
Girasol, mirabel… Que no cuernos, pero mira al sol.
 
 
 
 
 
 

5 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Has bordado con hilos de seda tu poema. Es muy muy lindo.
Besos del color de los trigales.
¡¡FELIZ INICIO DE SEMANA !! :)

Brisa dijo...

La flor del girasol me parece preciosa e inspiradora y ese juego de seducción entre el sol y la flor la describes preciosa en tu poema. Gracias Ojitos de Fuego.

Un abrazo

Erik dijo...

Maravilloso, guapa.

Ahora cada vez que pase por mitad de esos campos de girasoles que me caen cerca. Me acordare de ti.


Beso.

TriniReina dijo...

En busca de el sol de la vida, tal como nosotros lo buscamos, avasallados por estos fríos.

Besos

Juan Pardo dijo...

Lo has expresado muy bien , somos girasoles que tornan hacia un cómplice e incandencente Sol , que si nos abandonara nos dejaría mustios a espensas de la nada.Hermoso y luminoso paisaje el de tus versos,poetisa:Un cálido abrazo.