sábado, 2 de agosto de 2014

Viena


 
 
 
 
"nos"
 
 
Recuerdo aquellos tiempos en los que organizábamos la boda. En la que un nuevo gasto que surgía era un escollo más al que casi no podíamos hacer frente.
El viaje propuesto era impensable, pero hicimos un esfuerzo más y fuimos a visitar ese rincón del planeta llamado Viena. Nuestro primer gran viaje, al que acompañamos con embutidos al vacío y montones de ilusiones metidos en la maleta, porque verdaderamente aparte del desayuno incluido en el hotel, era de lo que nos alimentamos aquellos días, de ilusiones y de chorizo y mortadela.
Pateamos las calles de Viena escudriñando todos los rincones, usando vales y descuentos para visitar el palacio de Schoenbrunn, admirar el cuadro “El beso” de Gustav Klimt y escuchar un concierto en las localidades más baratas, allí donde casi no veías el escenario.
Y disfrutamos como niños, sabiendo que a la vuelta venían las vacas flacas, pero no nos importaba porque significaba el inicio de nuestra vida en común, el fin de algunos caminos y el principio de otros.
Dudábamos de si algún día volveríamos a hacer un viaje de ese estilo, si podríamos permitírnoslo y por eso fue especial, único y maravilloso.
Y hemos vuelto con el temple que dan el camino recorrido y las experiencias vividas. Pero sintiendo con tanta ilusión como en aquel viaje hace dieciocho años.
 
 
 
 

5 comentarios:

Nome : Giovenale Nino Sassi dijo...

Te envío un besito grande ...

todo pasa
todo se resuelve

Besos

TriniReina dijo...

...Y, además, con el fruto de vuestro amor:)
Aquél viaje tenía la emoción de la juventud y este, la grandeza de una vida en común.

A ellos se les ve cansados y satisfechos y a la misma altura:):)
Besos

Brisa dijo...

Que maravilla. Me alegra, ese volver a disfrutar todo de nuevo con la misma intensidad, el mismo amor, pero aumentado.

Disfruta mucho, seguro que lo mereces. Lo merecéis .

Besitos

Amapola Azzul. dijo...

Es bueno no perder ninguna ilusión.
Besos.

Darilea dijo...

Que bonito poder volver a realizar el mismo viaje ahora en compañía, yo realicé el mismo del viaje de novios con mi hijo. Uff, ya hace tanto!!
Besitos