martes, 16 de septiembre de 2014

Con Baileys


 
 
 
 
"nos"
 
 
 
Con apenas mes y medio se la llevaron.
Durante eternidades, le pusieron cortapisas para ser ella misma.
Los odios y las envidias de otros,
su castigo por estar donde no debía. 
.
Pero se mantuvo allí la mitad de su vida, sin entender,
sin hallar explicación a los desprecios
y a sus, una y otra vez, rotos anhelos.
La fortaleza surgida por la soledad impuesta,
su sostén y su alimento a lo largo de los años. 
.
Pero hoy, sentados unos frente a otros entendemos.
Hoy comprendemos lo que el rencor de nuestros mayores
nos ha escondido, lo que nos ha marcado.
Hoy es el principio de un nuevo camino  para sus ojos. 
.
Un renovado destino para ella y para Baileys.
 
 
 
 
 

2 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Todo llega. Siempre. Sólo que esperar no es fácil
Besos del alma.
¡Feliz día !

José Manuel dijo...

Puede llevar toda una vida llegar a entender...pero si llega, bienvenido sea.

Besos