sábado, 13 de diciembre de 2014

En el bosque


 
 
 
Arkaitz Morales
 
 
 
 
Huelo mi propia ausencia,
cuando he de amar demasiado. 
.
Pero después interrogo al estar sin estar,
me confundo con el ser sin ser. 
.
Entonces mi  mundo interior impone
una orden de acercamiento
a esa sencillez que bien podría extinguir
con una simple goma de borrar. 
.
Y me divorcio de esa actitud
que sólo puede despertar tormentas. 
.
El árbol está más protegido en el bosque
que sólo en medio del valle.
 
 
 
 
 
 
 

4 comentarios:

José Manuel dijo...

Palabras que como hojas cubren el árbol de la vida.
Un precioso y reflexivo poema.

Besos

Amapola Azzul dijo...

Lindo lo que has escrito, besos.

amapolita dijo...

Me gustan los árboles que crecen en medio de tu alma.
Un beso.

Brisa dijo...

Hace sentir bonito, abrazar tu árbol. Cada vez busco más mi propia simplicidad, las cosas sencillas, parece que todo acabe siendo más fácil.

Me gusta como lo has explicado...

Un abrazo muy fuerte :)