sábado, 5 de enero de 2008

AMIGO


Ahora que se inicia el nuevo Año no hago sino en pensar en el que ha pasado, en todo el esfuerzo y el trabajo que me ha supuesto y en la recompensa lograda. Verdaderamente no las tenía todas conmigo, las pruebas físicas eran un handicap importante ya que mi hombro no terminaba de estar bien y la el temario a estudiar se salía de madre. Muchas veces estuve a punto de tirar la toalla, por esas y por otras cosas.

Cosas, cosas, cosas, mil cosas... No sólo era estudiar, no sólo era ir a correr y a entrenar. El salir de casa, también ha resultado duro, más de lo que imaginaba. Se que se ha terminado, pero el tiempo pasado allí, me ha demostrado con lo que puedo y no puedo. La relación con las personas con las que convivía no ha sido fácil pero pienso que me ha ayudado a asentar las bases de eso precisamente, de mi relación con mucha gente, de saber lo que puedo y no puedo exigir a los demás.

Casi al tiempo de iniciar la oposición, llegué a plantearme si verdaderamente quería quedarme a trabajar en el lugar que me lleva dando las lentejas durante diez años. Me lo planteé durante varios días, semanas incluso, valorando si una cosa podía superar a otra. Valorar si estar rodeada de personas con la que tienes que trabajar pero con la que no terminas de conectar y sabes que no lo harás, puede superar a la necesidad de un sueldo todos los meses. Valorar el terminar por darme cuenta, de si verdaderamente son amigos, los que dicen serlo, los que te ponen una sonrisa delante y te pretenden hacer creer que todo está de puta madre, pero nunca se disculpan cuando te ofenden.... Quizá tengo una idealización estúpida de lo que son las relaciones personales, quizá es eso, pero esa manera de llevarlo me puede sobre todo con la gente que me importa...

Hoy por hoy, sólo con una persona de todas esas con las que trabajo, sólo con una, me siento al cien por cien y desde la aventura de este pasado año todavía más. La única a la que dí la dirección de Ojodefuego... Cada viernes, sonaba mi teléfono... Cada viernes, después de mi familia, una voz al otro lado me abrazaba con su cálidez preguntando qué tal me había ido todo. Cada semana... Me he sentido sola en el curso e incomprendida también, son cosas que nos pasan a todos en la vida, pero tenía la ayuda de mi pareja con interminables llamadas todos los días y la de este, puedo decir, amigo, sin lugar a dudas, todas las semanas.
Es muy fácil, decir que se es un amigo, pero demostrarlo así...

Él, dentro de poco, va a embarcarse en una nueva aventura... Comienza con su pareja la convivencia, la rutina de su día a día cambiará para convertirse en otra. Le deseo todo lo mejor, un buen entendimiento, alegrías que le llenen, tristezas que se apaguen pronto, complicidad repleta de sorpresas, tranquilidad y cachondeo...
Se que mi relación con él cambiará, porque tendrá unas obligaciones que antes no tenía y no dispondrá del tiempo que posee ahora, pero lo que si se es, que si él quiere, me seguirá teniendo como confindente, amiga, lectora y no se cuantas cosas más...
Cuando no estás a tope, es cuando ves ciertamente quien está ahí.... Gracias, miles de gracias, mil...

7 comentarios:

Isabel dijo...

Lo bueno de la amistad es la gran libertad que supone, mucho más que el mismo amor. La vida puede cambiar, la gente puede partir, las cosas pueden girar 180 grados, pero si una amistad es sincera, eso estará ahí siempre, puedes contar con ello.
Quizá no cada día, quizá no a cada momento, pero sí cuando se le necesite, que para eso son los amigos. Pocos, mejor... y siempre buenos.
Besos, guapa. Te mereces toda la amistad y el cariño del mundo.

Tony dijo...

Bien pajarito. Me alegro de que al final todo aya salido tam bien, y por experiencias propias te digo que ciertos amigos que siempre estan ahi , aun cuando cambian las circunstacias como dices en tu articulo. Siguen estando ahi aunque a veces por razones obvias del nuevo estado, haya que pasar un poco de puntillas. Pero la Verdad (con mayusculas) es que siguen ahi, vaya si siguen. Yo lo acabo de experimentar al cabo de pasar una barbaridad de años sin poder vernos y vaya que si, es maravilloso saber que lo tienes ahi a pesar del tiempo y de esas nuevas circunstancias.

Me alegor por ti
Y animo con el año que vien a cuestas.

La verdad es que te he echado mucho de menos, pero he seguido pasando por ahi, me imagino que ahora ya sera un poco mas continuado.

Besos Guapa.

El fantasma.

Tony dijo...

se me cayo una H

gobina dijo...

Me alegro por tí...

no son fáciles las relaciones entre las personas..más bien,son fáciles,pero ,no se sabe por qué se complican.Quizá el no aceptar a la gente como es,sea el motivo,no lo sé...
Pero ,saber valorar a la gente ,que está ahí,cuando te sientes vulnerable,es fantástico¡¡...

Besitos...

Todo esto,te ha hecho,más autosuficiente y más fuerte.Necesitamos enfrentarnos a la vida,para aprender lecciones...

Ideas dijo...

enhorabuena por ti... porque quien tiene un amigo tiene un tesoro...

un abrazo

Darilea dijo...

Que alegría de quien pueda decir tengo un amigo de verdad, de esos que su mano esta para levantarte y su hombro por si has de caminar apoyada en él.
Un beso y me alegro por tu gran tesoro :-)

Ojo de fuego dijo...

isabel: No se si es más que el amor, lo que si se es que sin yo pedirselo, ha estado ahí, interesandose, preguntando qué tal me iba y eso lo valoro muchísimo...
Un abrazo
.................
Tony: Pues eso es muy bonito, saber que a pesar de la distancia y de los años, sigue ahí la unión que un día hubo, es fantástico.
Un abrazo, guapo
......................
Gobina: Dices "No aceptar a la gente como es" ... No se. Para mí, no es aceptar, es que si en una relación no hay lo que hace falta para que funcione, resulta muy complicado llevarla adelante. Supongo que dependerá de las exigencias de cada persona y de lo que espere de la relación...
La verdad es que me he demostrado este pasado año, todo lo que soy capaz de hacer...
Un abrazo
......................
ideas: Dí que sí y un buen amigo además.
Un abrazo
.....................
Darilea: Seguro que tú también tienes muy buenos amigos, muy buenos.
Un abrazo y muchos besos