miércoles, 28 de mayo de 2008

Redefinir lo absurdo en su beneficio




“Como no pasaba ningún coche, Falconetti extendió el mantel en mitad de la carretera en vez de en la cuneta, justo al lado de un bache de gran diámetro que utilizó para estabilizar el macuto. Es como tener una mesa de 418 km. de longitud, se dijo. En el ejército le habían enseñado a hacer estas cosas: redefinir lo absurdo en su beneficio.”

Agustín Fernández Mallo del libro Nocilla Dream.

......................................................................................

¿Acaso es absurdo? ¿Sencillamente no se podría redefinir como encontrar en el día a día, situaciones a las que sacarles el mejor partido?

¿Qué es absurdo? ¿A qué se le denomina como tal? Acoplarse a un balcón cuando llueve o a un campo de amapolas… ¿No es lo mismo al fin y al cabo? Buscarle un sentido a la existencia, o un camino, saber superar los escollos de cada instante… ¿Es absurdo? ¿Existe en realidad lo absurdo? Quizá se tacha de absurdo aquello que no se entiende… ¿Pero por ello es absurdo?

¿Es absurdo vivir como uno siente que tiene que vivir? ¿Es absurdo sentarse en mitad de una carretera a la que le has colocado un mantel? ¿Es absurdo?

¡Ah! Me parece que dejo el tema. Estoy leyendo la palabra absurdo y empiezo a desgranar sus sílabas. Este monólogo está empezando a parecerme una perogrullada. Igual es un poco absurdo.

4 comentarios:

gobina dijo...

jejejeej...Creo que lo que no se entiende,se considera "absurdo"pero cuando la razón lo comprende ,quizá lo hagamos nosotros tambien,y entonces no sería "absurdo",sería "fantástico¡¡"¡...

A mi me dá más "resquemor" la palabra "ambiguo"...

Besitos...

Trini dijo...

Es cierto que hacemos cosas "en caliente" que al enfriarnos y pensarlas, nos parecen absurdas. Pero las hicimos y eran nuestras y ahí quedaron y, a estas alturas, lo absurdo sería arrepentirnos de ellas...

Besos

Isabel dijo...

Pues fíjate que es lo mismo que me he dedicado a hacer yo durante tiempo... redefinir lo que otros encontraban imposible en mi beneficio. Si luego ha resultado ser perjuicio, es cosa mía, pero en su momento lo disfruté. Besos.

Ojo de fuego dijo...

gobina: Pues claro. Deja de ser absurdo cuando lo entendemos, jajaja. Ambiguos creo que, a veces, lo somos todos un poco.
Besos
................
trini: Pero lo importantes que las consideramos en su momento, y lo que nos llenaron, lo que nos dieron esos absurdos. ¡Ummmm! Yo quiero muchos, muchos absurdos de esos.
Besos
................
isabel: Imagino que te refieres a que otros piensan que algo es absurdo, o que no te va a valer para nada.
Lo bueno es tomar la decisión tú misma.
Besos