martes, 28 de abril de 2009

El metro




"nos"


Bajo la superficie de la ciudad, anda la gente convertida en visitante del subsuelo. Las luces se pasean entre los agujeros del enorme queso que pareciera ser el metro. Mundo cosmopolita aglutinando idiomas, costumbres y ritos. Ojos cerrados duermen durante paradas en las que se lucha ante las puertas, rozándose los cuerpos. Maletas de viajeros se arrastran buscando sitio.


Una pareja, ella rubia de ojos claros, él con ojos rasgados y junto a ambos, tres niños color café con leche. Indios con brillantes saris, africanos de colores pintados, turbantes en la cabeza y algún que otro pie descalzo.


El metro bajo tierra, unión de culturas, música por las esquinas, trompetas y saxos. El metro, transporte de rapidez engalanado, encuentra otra ciudad, de otro mundo, de otro rango.





4 comentarios:

Isabel dijo...

Parece otro mundo. Allí es donde realmente se ve la gran diversidad de las ciudades, aquí en Barcelona hay de todo... a veces da gusto, otras (a según qué horas) menos. Besitos, guapa.

Tony dijo...

me encanta el metro, bueno, me encantaba, ya hace mucho que no voy.

Recuerdo dias en que lo pillaba en la primera etacion y llegaba hasta el final y vuelta sin hacer nada mas que observar.

pero yo ya sabes... Soy un romantico o un loco....

No se .

Darilea dijo...

El metro... un mundo aparte.
Besitos

Ojo de fuego dijo...

isabel: Es increíble. Verdaderamente es otro mundo. Se aprende mucho de lo que se puede lograr con un poco de costumbre y de continuidad. Y si que a veces da miedo.
Besos.
.................
tony: Todos tenemos algo de romántico y de locos también, y menos mal que lo tenemos que si no estaríamos tarumbas de verdad.
Besitos
.................
darilea: Distinto, extraño, diverso...
Besitos