domingo, 19 de abril de 2009

Silueta



"nos"


Soltó amarras y voló,
merced a las travesuras del viento.
Acariciaban la espuma su piel,
arrancando suspiros al desaliento.

Nadie dirigía sus interiores
ni enarbolaba velas mar adentro,
luchaba por encarar el timón
con los corales del sentimiento.

El palo mayor arreciaba tempestades
y el casco, la rabia del momento,
airado agua atravesaba la cubierta,
entregado a calar de frío el miedo.

Embarrancó en la mojada arena,
de cientos de miradas, protagonista siendo.
Se eleva imponente, silueta recostada
de novedad y tiempo reposado, dueño.




5 comentarios:

Tchi dijo...

Embarques de la vida...

Isabel dijo...

Siendo inspiración para un poema tan precioso, vale la pena un pequeño naufragio ;) Me encanta la foto, aunque al dueño no creo que le haga mucha gracia. Besos.

Ojo de fuego dijo...

tchi: Como los de cualquier otro día.
Besos
...............
isabel: Imagínatelo... Se quedó varado en la playa de La Concha en San Sebastián. Fue impresionante verlo allí.
Muchos besos

Estrella Altair dijo...

Es tremendo... y muy sugerente... cuantas historias personales pueden llegar a ser parecidas????

En fin lo importante no es quedarse barado.. sino salir adelante... como sea..

Besos

Ojo de fuego dijo...

estrella altair: Pues es cierto que hay personas que podrían aplicarse el cuento. Al final, con ayuda, volvió a navegar el velero. Y el que se lo propone también puede hacerlo. ¿Qué es la vida sino un sinfín de choques, para recuperarse luego?

Besos