miércoles, 28 de octubre de 2009

No es azul




Lo he exiliado de la habitación y fugitivo,
ha corrido a esconderse.
He pintado dos paredes de color pistacho
y otras dos de yogur limón.
He quebrado su existencia
a un recuerdo apenas recordado,
pero se que el día que mueva los muebles,
aparecerá por detrás, el color azul.
Aunque haya metido bien el rodillo
en todos los recovecos posibles
allí seguirá viviendo,
entre las telarañas del espacio que posee.
Respirará cadenciosamente,
hasta que vuelva a coger protagonismo,
como otros recuerdos adormilados
que reposan sobre el color azul.

Quizá pretenda ser dueño de las paredes de nuevo
o que decore la habitación con cuadros que le den fulgor.
Pero es que entonces tendré claro, que ese lugar ha cambiado,
porque no será azul, sino color pistacho y yogur limón.
.

.

4 comentarios:

Isabel dijo...

Tú también has pintado?? Yo he puesto una pared del despacho en color mandarina, y qué más da que un día salga el fondo... ya no lo recordaremos. Besos.

Darilea dijo...

Jaja no te falta el ingenio ni con salpicaduras de pintura.
Besitos :-)

Ojo de fuego dijo...

isabel:Pues si que he pintado. La habitación del ordenador, ahora es pistacho y yogur limón. Y no veas lo bonita que ha quedado. Encima la he pintado yo, así que más bonita todavía.
Besitos
.......................
darilea: Para todo. Hasta que reviente. Y que me dure mucho ese ingenio.
Besitos, guapa.

TriniReina dijo...

El azul ya duerme en su memoria.

Besos azules