martes, 20 de octubre de 2009

Perspectivas



A veces me sorprendo. Pareciera que no me suene lo que estoy haciendo cuando resulta que lo hago a menudo. Pero como en otras muchas ocasiones, me sorprendo.

Ando entre estanterías. Hay que comprar un casco de bici para el peque y andan decidiendo cual puede ser el que mejor le vaya. Como no entiendo mucho de esos menesteres, me alejo un poco. De repente sucede.

Me detengo en el cruce de varios pasillos y observo a la gente que se entretiene mirando ropa y zapatillas. Fíjate, me digo. Aquel de allí lleva una camiseta corta. ¡Con el frío que hace! El de más allá, cargado con la cesta de la compra, arrastra a su hijo lloroso. Los colores predominan. Forros polares, por cierto baratos, habitan las baldas. Zapatillas de marca se balancean con los cordones colgando. Según termino de visitar uno por uno todos los rincones del pasillo pienso en volver atrás, pero algo llama mi atención y no es ropa, ni zapatillas, ni gente caminando.

Las estanterías, las dichosas estanterías… Casi al tocar el suelo se divide en dos, formando patas, una de cada lado y así se juntan cuatro patas que sostienen la estructura. Detrás viene otra estantería y después otra. Y ahí estoy, contemplando la perspectiva de un montón de patas seguidas haciendo arcos para apoyarse en el suelo. El pasillo se vuelve inmenso de la cantidad de luz que me ofrece y a la vez pequeño, al pensar que según me de la vuelta se terminara este encantamiento.

Podrá parecer algo sin sentido, pero yo me entiendo. Lo ojos se me llenan de agua… Se que mañana encontrare otro momento que llame mi atención sin buscarlo, pero nunca dejare de sorprenderme.



6 comentarios:

Isabel dijo...

Eso es lo bueno que tienes, sabes vivir la vida con intensidad. Tanta que ves más allá, que miras los objetos con una sensibilidad que les da vida propia. Besitos, guapa.

TriniReina dijo...

Eso se llama: mirar y ver...
Deberíamos ejercitarlo más y nos sorprenderíamos a nosotras mismas a menudo.

Besos

Estrella Altair dijo...

Ensimismamientos, a veces necesarios, para escapar de tanta gente, de estres, de cotidianidad... y esos momentos.... son... en cierta medida unicos.

Besitos

Darilea dijo...

Ayss a eso le llamo yo disfrutar y mirar con los ojos bien abiertos, pasamos por la vida sin mirar y ese es el problema de muchas cosas.
Un besito :-)

julio dijo...

"Estanteriitis". He mirado en Google y no he encontrado nada

Seguiré investigando :)

Un beso

Ojo de fuego dijo...

isabel: A veces no te creas que es tan bueno, Isa. Con respecto a esas cosas si que lo es, pero respecto a otras no es tan bueno, no es tan bueno.
Besitos
....................
trini: A mí me ayuda en el día a día. Se pueden sentir cosas alucinantes...
Besitos
........................
estrella altair: Si son momentos únicos e irrepetibles. Si es que a veces hay que buscarlos, pero a mí me vienen solos. Que le voy a hacer.
Besos
.....................
darilea: Si... Pero como le he dicho a Isabel en ocasiones miro demasiado otras cosas. Entonces no resulta tan bueno.
Besitos
.......................
julio: Ja, ja, ja... Es que no has buscado bien. "Stanteritis" Es una acepción inglesita, sin la e delante.
Besos, guapo.