jueves, 7 de enero de 2010

Dentro de la espiral

Roma 2009-30
.
.
"nos"
.
.
Ahí dentro tras la piedra,
estaba la luz que no veía
porque no me sujetaba a la cuerda
para subir la espiral de la vida.
Ahí detrás, las grietas soportaban
la carga de la inconsciencia de un quizás,
que algún cercano día traería
murmullos de gozo, suspiros de alegría.

Me elevé por encima y miré hacia abajo,
comprobando lo que no quería ver.
No quería ver, decía
lo que me trajo tristeza y agonías.

Se queda atrás lo que fue y nunca será,
entre toneladas de piedra, al inicio de la espiral,
porque ahora miro hacia arriba y siento
trinos de aire y de viento en libertad.
.
.

2 comentarios:

TriniReina dijo...

Si es así, a qué mirar bajo las piedras o atrás o al vacío...
Miremos siempre hacia la luz.

Muy bueno

Besos

Ojo de fuego dijo...

trini: A veces no queremos ver lo que está ahí, y nos engañamos tanto!!!
Me alegro de no hacerlo más, aunque a veces sea duro ver la realidad de frente...
Es mejor así.
Muchos besos