domingo, 3 de enero de 2010

Roma



baldaquino

Baldaquino de San Pedro



Roma Vaticano




Desde el suelo




Coliseo





Coliseo



Mi profesora de arte era genial. Había recorrido medio mundo y gracias a ello y a su afición a las diapositivas, su clase era mi favorita. No faltaba momento en que me sorprendiera con alguna imagen que llevaba a mi mente a soñar despierta. Por el mundo hay lugares, algunos recónditos, otros más cercanos que me provocan una terrible fascinación.

¿Qué trae esa sensación? No lo sé muy bien. Hay rincones en los que creo que encuentro algo de dentro, fuera. Entonces es como que me rodean escalofríos de sentirme arropada. Algún día visitaré Egipto o Petra o montones de sitios.

Siento verdadera pasión por la pintura, la escultura y como no, por la arquitectura. Por algo terminé dibujando, lo justo, que las notas no daban para más.

Sólo por unos días he recorrido las calles de una ciudad que me ha sorprendido, halagado, entusiasmado… Desde la antigüedad, hasta nuestros días, un ritmo de movimiento entre calles que me lleva a situarla por encima de las ciudades que he visitado hasta ahora.

He cenado a la luz de las velas en el Trastévere, paseado en un mercado de Navidad en la plaza Navona, bajado las escaleras de la plaza de España, rodeado por dentro y por fuera el Coliseo. He echado una moneda en la Fontana de Trevi, recorrido los pequeños callejones del interior del castillo de Sant´Angelo, he probado varias veces el tiramisú. La plaza del Pópulo, el Panteón y dar unas cuantas vueltas hasta encontrar la iglesia que retiene en su interior el Moisés de Miguel Ángel han sido parte del itinerario.

Y también, como no, visitar el Vaticano. La basílica con su cúpula y los museos vaticanos. Y lo que más, recuerdo de esos años de estudiante, la magnífica estructura del baldaquino de San Pedro, altar papal construido en bronce, apoyado en unas soberbias columnas salomónicas.
Lo más decepcionante de esta visita a la maravillosa Roma ha sido comprobar, lo poco que cuidó la propia ciudad su espléndido legado, su legado romano.

Una estatua puede moverse de sitio pero destruir todo un imperio en afán de construir otro resulta triste. El baldaquino de San Pedro, se realizó con bronce que dormía en el Panteón y el foro romano se desmontó para construir otros edificios modernos. Lo que queda, se cuida ahora, pero durante siglos fue la cantera de los picapedreros.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estás en Roma? podría reunirse esta mañana en San Pedro.
Sin! Mañana llega el gran frío ... quedarse en casa.
Buenas vacaciones ... Nino
ps
si vas en la tumba de Juan Pablo II toma la dell'Arameo''Wanderer saludo''.

TriniReina dijo...

Me alegro de que hayas disfrutado de tu visita a Roma, Creo que todos los pueblos han ido destruyendo cosas maravillosas, en el error de crear otras nuevas. Afortunadamente, como dices, parece ser que se ha parado eso.

Besos

Darilea dijo...

Es un viaje que en alguna ocasión me encantaría disfrutar.
Besitos :-)

Isabel dijo...

Roma es espléndida. San Pedro te deja tan pequeñita... menudo viajecito, guapa. Yo estuve en Sevilla, preciosaaaa. Besos.

Ana dijo...

Roma ciudad eterna y eternos recuerdos ... qué maravilla y cuánta historia en cada piedra ...

Qué guapa en las fotos, y qué maravillosas tus letras ... panteón de Agripa, ya estará terminada la reforma ... y la plaza España ... y siempre ves algo nuevo.

Cómo he disfrutado con tu entrada !!!

Ainsss qué ilusión me he llevado.

Besos con todo mi cariño.

Ojo de fuego dijo...

nino: Estuve en Roma hace un mes, lo que pasa es que hasta ahora no había podido descargar las fotos.
Y no fui a ver la tumba de Juan Pablo II, aunque me hubiera gustado. Pero iba con dos más...
No se puede todo.
Besos
...................
trini: Pues si. En Roma ya se han parado, ahora lo cuidan mucho pero es una lástima lo que se ha destruído y que no volverá a ser.
Besos
..................
darilea: Pues está aquí al lado. Anímate. Es una ciudad preciosa.
Besitos
...................
isabel: Pequeñísima!!! La plaza de San Pedro es inmensa y las vistas desde la cúpula impresionantes.
Besos
......................
Ana: Por lo que me parece has estado en Roma. Estuvimos dos veces en la plaza de España, accediendo por distintos sitios y fue espectacular. El Panteón, por fuera da pena como está la fachada. Pero el interior está impresionante, el agujero del techo es extraño y muy fascinante.
Muchos besos