sábado, 6 de febrero de 2010

La mía




Dejé de llorar las ausencias.
La de los muertos
y la de los que están, pero no están.
Tantas veces se abrió a raudales
el caudal de la soledad,
que me cansé de tirar la caña
para pescar nadas.
Entonces me pregunté si fueron ausencias
o anhelos no hallados
a los que dediqué demasiado tiempo
en esperanza de encontrar algos.

¿Qué es la ausencia si no algo que echas de menos?

Si volviera a llorarlas,
viviría la más grande de las ausencias.
La que me roba de ser esencia.
Hoy un pájaro, mañana madre y mujer
y pasado, un simple capullo de amapola.

La mía.



6 comentarios:

Ana dijo...

Maravilloso, así me siento yo.
Gracias por compartirlo y enhorabuena por encontrar esos versos que llegan al corazón.

Un fuerte abrazo.

TriniReina dijo...

La ausencia propia, esa en la que tan poco nos centramos, pero que late de continuo esperando nuestra atención.

Lo has clavado

Besos

Estrella Altair dijo...

La verdad es que es un poesía bonita y sentida y muy bien hecha...

.. me hace sentir a los que no están.. pero que si están pues están dentro de mi corazó..

y de momento como tu dices vivir el presente.

BEsos

Darilea dijo...

Profundo dolor el que llena de ausencias... "te echo de menos" sabiendo que están, pero respiras su ausencia.
Un besito, me llegaste hondo con este poema

julio dijo...

¡Qué baarbaridad, ojodefuego! En cada una te superas .)

"Si volviera a llorarlas,
viviría la más grande de las ausencias. La mía"

Así es, no tenemos que ausentarnos de nosotros mismos, sino vivirnos, vivirnos :)

Un abrazo

"

Ojo de fuego dijo...

ana: Pues me alegra haberte llegado al corazón. Ya no espero ciertas cosas de los demás y entonces, la soledad ya no es tan complicada como era antes.
Muchos besos
.................
trini: Pues di que si. Nos pasamos la vida esperando hasta entender que no tenemos que esperar, sino todo9 lo contrario. Ser lo que queremos ser, lo que siempre hemos anhelado ser, de la manera que sea, como sea, pero ser.
Besos muchos
....................
estrella altair: Los que no están, si están, por supuesto que están, pero no es bueno vivir sus ausencias como si fueran lo más importante, lo peor es por vivir esas ausencias, nos perdemos lo más importante, que somos nosotros mismos.
Besitos
.........................
darilea: Es fácil vivir de ausencias, es el camino fácil. El esperar, el sentir que no están continuamente. Y es el mayor error en el que podemos caer...
Y descubrirlo es bueno, muy bueno. Hay que vivir, vivir, vivir...
Besitos
...................
julio: Pues mira que si. Es que es de lo que me he dado cuenta. Estas Navidades me acordé demasiado de gente que está pero no está y no las he vivido como debiera haberlas vivido. Y eso no puede ser. No puede ser que las decisiones de los demás, me afecten tanto. No puede ser, es un error terrible, terrible...
Muchos besos