sábado, 9 de octubre de 2010

Oscuridad








La oscuridad atrae al descanso.
Es noche que envuelve en círculo
casas, camas, personas y sábanas.
Como en un abrazo perfecto,
la suavidad del algodón y la manta
empuja al sueño.

Mas si éste no viene,
la oscuridad se torna en tortura,
rencor de pensamientos
y rutina de pesares.

Es enfermedad de hospital,
incómoda almohada cuya existencia
no ofrece el buscado descanso.
Es tristeza embotada entre cuatro paredes,
la absurda repetición del insomnio,
pero la necesidad atrapa
y termina siendo ternura de terciopelo.

Es esa penumbra la que salta
en momentos de atractiva fiesta,
salpicado ocaso de fuegos artificiales.
Es encuentro envuelto, esa caricia del sueño,
saciedad relajada en silencio caliente.

Terminaría odiándola de puro asco
si viviera siempre conmigo
en ceguera perpetua, escondite perfecto,
por no ver la luz del sol,
ni la sonrisa de mi hijo.






4 comentarios:

TriniReina dijo...

Para mí, oscuridad, la justa.

Esta noche, sobre todo al principio, el insomnio me ha hecho odiarla.

Depende del estado de ánimos propio que nos guste más o menos.

Besos

Lidia M. Domes dijo...

A veces la oscuridad da miedo...

Cuando está asociada al sufrimiento.

Abrazos!

Ojo de fuego dijo...

trini: Yo necesito oscuridad para dormir. De día siempre se puede echar alguna cabezada pero para la noche me pide oscurito.

Pero según para que coss, com tú dices, la justa.

Besos
................
lidia: Pues no la asociemos con eso. Luces de fuegos artificiales... Bienvenida sea...

Besos

Anónimo dijo...

Hola, mmm Quisiera saber si me dejarias usar tu entrada para una novela de Wattpad que hago, tiene mucho que ver con la historia y me gusto mucho... Es obvio que te dare creditos y todo--- ¿Si me dejarias usarla?