sábado, 7 de mayo de 2011

Cuando sin creer, creo











Cuando no puedo creer en ciertas cosas, creo.
Creo en lo que creo.

Crear, porque mientras creo no pienso.
Creo, porque creando sueño.
Creo con cortezas de naranja,
una tableta de chocolate y mis ganas
dulces de chocolate para que los labios gocen.
Creo de unas semillas sembradas
que crecen en mi florido balcón,
unas pequeñas plantas que ataré después
ansiando que me den rojos tomates.

Y lucho por continuar creyendo en cualquier cosa
que me ayude a crear cuando no puedo creer.

Creo, cantando y bailando.

Creo ahora en este pequeño poema que surca
 los surcos por el papel creados.

 
 
 
 
 

3 comentarios:

TriniReina dijo...

Yo creo en ti y en tu sacar belleza de todos los temas que se te ocurren. Eso si que es tener arte.

No se puede perder la fe en crear ni dejar de hacerlo de continuo, ya sea un poema o un postre:)

Beossss

Estrella Altair dijo...

Creo que me gusta cuando estas alegre y haces cositas como estas.


besos

Ojo de fuego dijo...

trini: En crear te aseguro que no pierdo la fe. Creo que lo que me sucede es que a veces dejo de creer en otras cosas. Sin más.

Besos

.......................
estrella a ltair: Pues a mí también me gusta, que me guste y que te guste a ti.

Besitos