sábado, 14 de mayo de 2011

Reciclando








La encontré paseando al perro,
acompañante de sus visitas a niños enfermos.

Tenía ganas de verte, me cuenta.
Estoy atravesando una época distinta,
una crisis minimalista.
No necesito muchas de las cosas
que tengo para poder vivir.
Y en vez de tirarlas, prefiero reciclar.
Hay algo que quiero regalarte
que siento propio para ti.

No sé qué decirle.
Me gusta tanto su modo de sentir la vida
que me noto halagada.

Pasadas un par de semanas,
se acerca cargada con un paquete.
Un casual comentario de hace años,
una de las veces que visité su casa.

Protagonista cada tres o cuatro días,
leo cinco o seis páginas de ese regalo.
Un apasionante libro sobre modernismo
que se apoya en la mesa del salón.







4 comentarios:

TriniReina dijo...

En este caso reciclar se ha transformado en regalar:)
Siempre es agradable el regalo de un libro, aunque éste haya pasado por mil manos.

Besos

Oréadas dijo...

No hay mejor manera de convertir en útil lo que está en desuso
Besitos
Pd: Gracias por tu comentario

Estrella Altair dijo...

Pues a mi me gusta mucho ir al pueblo y allí hacer trueque..

ahora mi marido y yo le damos de comer a un señor los sábados y el nos dá cositas de su huerto..

y así muchas veces..

con ropa, con libros, con amistad.

me gusta.

Un beso

Ojo de fuego dijo...

trini: Para mí ha sido un reciclaje fantástico. Lo mejor de todo ha sido darme cuenta de que ella se acordaba de lo que le comenté hace años...

Besos
...........................
oréadas: Pues si que es bueno hacerlo. Me ha resultado muy grato. Y lo del comentario, gracias por la flor...

Besos
.............................
estrella altair: Pues me parece fantástico. Tú tienes verdurita fresca y él un rato de charla. Si te aburres de las lechugas, me mandas una... Ja,ja,ja...

Besos