lunes, 13 de febrero de 2012

Entre aguas







Orilla distractora en la frescura
soy pez que en tu río nada.
Color y complemento a tu transparencia,
generosa en regalarse mojada.

Entre tus cálidas aguas, navegante,
soy hoja por el ocre otoño cedida.
Piedra encargada de buscar tiernos roces
y de trayectoria y reflexiones, amiga.

Vivo en la sombra de los árboles,
dueños de tus húmedas riberas
y soy árbol que de la mano te acompaña
mientras raudas corrientes, en pendientes anhelas.

En iluminados remansos
en pájaro bebedor trino,
las caricias que ofreces a la hierba
cuando en susurro, prodigas cariños.

Eres ocre hoja y blanca orilla,
mi color y complemento.
Pez buceador de mis humedales
y piedra arrebatadora de momentos.

Eres sombra veraniega y halagüeña,
dibujante exquisita de sentidos.
Mi álamo blanco de copa alargada
cuyo verde tiempo, el estío atrapa.

Petirrojo de rojizo pecho
y saltarín prometedor de miradas,
rimas verso en ambos caminos
de fuentes ocultas y gotas cruzadas.

Aguas unidas son tu río y el mío,
entre cruces de dedos nos guía el destino.
Mojado encuentro, el lecho de algas…
Aguas unidas, tu río y el mío.



4 comentarios:

José Manuel dijo...

Bonito cruce de aguas, si éstas nacen en el corazón.

Besos

TriniReina dijo...

El perfecto río donde quedarse.
Ahí, entre dos aguas que se atraen.

Besos

Ojo de fuego dijo...

José Manuel: Aunque a veces la corriente arrastra en sentidos opuestos, al final vuelven a su cauce, por el mismo destino...

Besos
....................
Trini: Pues ya te digo que es un buen río. Perfecto... No sé. Pero bueno si que es...

Besitos

María dijo...

Ojo de fuego, tu blog está envuelto en el arte de imágenes y de letras, es muy bonito.

Un beso.