viernes, 17 de febrero de 2012

Ese espacio





Mientras al coche le cambian una pieza, me refugio en una pequeña sala de espera. Una mesita y cuatro sillas me acompañan junto a una máquina de café.
Desde hace años, tengo la sensación de que la vida es muy valiosa y por ello siempre siguen de mi mano libros, hojas en blanco y crucigramas. Esos tiempos aparentemente inservibles que surgen con la cotidianeidad, los uso útiles, afables y sabios de momentos llenos de gracia, instando a mi mente a saciarse, a sentirse plena.
Pero hoy no leo. Desde la silla en que me siento, a través de un gran ventanal, contemplo la nieve. Cae blanca y pausadamente, delicada como una gota de rocío a punto de deslizarse del pétalo de una flor a la tierra.
Me introduzco en la nevada. Cerca, casi puedo contar el número de copos que se depositan en el suelo. En la lejanía, se dibujan extrañas superficies en el aire, semejantes a adornos colocados sobre las fachadas, sobre los árboles. La nieve se viste de manta de luces que se apagan y se iluminan, dándose paso los copos a un protagonismo entre ellos, unos con otros embargados por la emoción de su unión.
A veces la vida te sitúa en lugares anodinos donde la superficialidad se hace jefe de las conversaciones que son la base de muchas relaciones diarias. Por dentro me observo estallando, observando una sombra en una esquina o la perspectiva entre las baldosas del suelo o como ahora apreciando lo que me ofrecen las heladas flores que vuelan, pincelando todo de albura.
Callo emociones y sentimientos, sintiendo aquí poder expresar esas interioridades con gran deleite. Por eso, quiero daros las gracias a todos los que me leéis. Porque aquí, expreso una parte de mí que no muestro a mi rutina, pero que forma parte de ella.
Ese pequeño gran mundo especialmente querido por cada uno de los que escribimos, por cada uno de los que leemos, por cada uno de los buscamos ese rincón únicamente nuestro.
Gracias por vuestra compañía en este mi minúsculo gran espacio.



6 comentarios:

TriniReina dijo...

Ese espacio es tu propio interior.
Porque hay que saber mirar y ver desde dentro. Sólo los que lo hacen saben lo que es la verdadera plenitud, la grandeza de un copo de nieve, o la fuerza que puede tener una mariposa o...
Tú sabes mucho de estas cosas, verdad?
Gracias a ti.

Besos y gracias

José Manuel dijo...

Los sentimientos, las emociones,... son parte de nuestro yo, ese mundo interior que aveces fluye con solo comtemplar cualquier momento cotidiano; en este caso unos copos de nieve, algo que para la mayoría es un fastidio para ti se convirtió en una gratificante plenitud.

Besos

Chus dijo...

Tu alma de poeta goza con las pequeñas-grandes cosas de la vida.
Es un placer leerte, gracias por dejarnos entrar en tu mundo.
Beso y sonrisa.
chus.

Juan Pardo dijo...

Gracias a ti porque a través de tus letras descubrimos un alma plena de emotividad , un alma que incluso en la anodina cotidianeidad encuentra ese mágico espacio para soñar.Un cálido abrazo.

Estrella Altair dijo...

Querida amiga, recuerda.. que la felicidad, y el amor y la pasión están empiezan dentro de uno.. esté como esté el día..

y desde allí hacia fuera..

.. por eso la felicidad es algo que esta ahí, aca, para cogerla y no dejarla ni un minuto..

pues la vida es breve..

Un besazo...

Ojo de fuego dijo...

trini: Y menos mal que existe, que está aquí conmigo, tangible, mágico. Seguro que también vive en tu interior, tan tuyo...

Y si, sé bastante, cómo no voy a saber...

Besos
....................
josé manuel: Cada copo de nieve, cada gota de lluvia, cada instante que encuentra la naturaleza para demostrarme que la vida continúa es mágico y hay que saberlo aprovechar...

Y saber sentirlo y usarlo...

Besos
.......................
chus: Pues yo te doy las gracias a tí pro querer entrar en este mi pequeño gran mundo. Y seguro que la tuya también saber disfrutar...

Besos
....................
juan pardo: Y yo me alegro que queráis disfrutarlo conmigo a través de mis letras. Aunque últimamente me puedan las obligaciones y no pueda escribir tanto como quisiera... Gracias por pasar por aquí...

Besos
.......................
estrella altair: Es como dices. Esos instantes hay que saberlos vivir con la mayor fuerza de la que somos dueños. Porque nos saben a tanto y tan mágicos...

Y el afuera, como venga...

Besos