sábado, 13 de abril de 2013

Con mis sombras


 
 
 
 
 
 
 
Me preguntan si continúo escribiendo poemas.
Afirmo, pero elijo dar mínima información.
Es que no hablas sobre ello, afirman
y yo pienso, mas no explico. 
.
Acaso debiera lidiar con vuestra ignorancia
o con la incomprensión que antaño buceó entre mis ideas,
o con las risas mientras charlabais en grupo
o con los estúpidos comentarios escondidos
tras absurdos apodos.
Algunas utopías volaron de mi vida
y determinados sueños que me recorrían el vientre
salieron a visitar otras patrias y otros caldos. 
.
Ya tengo bastante con mis sombras
así que las vuestras, para vosotros que para algo son vuestras.
Por exquisita fortuna o tamaña desventura,
me doy luz a mí y a quien sepa sentarse a mi diestra.
.
.
.
 
 
 

5 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Las luces y las sombras son parte de nuestra vida. En verdad, para mí ¡basta de sombras ! ¡HERMOSO !
¡MUCHA LUZ !!

TriniReina dijo...

Pues sinceramente esa gente me parecen analfabetos integrales. pero en fin, de todo ha de haber en la vida.

No dirás que tu poema de hoy no se parece al mío... ¿Qué sabe nadie?...

Besos

Juan Pardo dijo...

Un sincero poema que invita a la autenticidad , a ser fiel a uno mismo , a la autoaceptación , a un convivir con nuestras limitaciones , con ese mar de insatisfacciones que nos inunda , cuando la realidad circundante se nos vuelve extraña , desafiante.Un cálido abrazo y feliz semana entrante.

José Manuel dijo...

Altibajos en una realidad que quiere traspasar los límites del entendimiento personal, llegar más allá de nuestro silencio, hacer sombra a las sombras.

Besos

Ojo de fuego dijo...

maría del Carmen: Forman parte todas ellas. Ojala pudiéramos echar a las sombras... Pero están aquí con nosotros nos gusten o no...

Besos
.........................
Trini: Pues en efecto tu poema y el mío redundan en el mismo decir, en el mismo sentir... Nadie sabe más que uno mismo de como es su interior...

Besos
.........................
Juan Pardo: Al final encontrarse como ser , aprendiendo a aceptarse y a poner nuestros límites nos resulta verdaderamente nuestro, propio y cierto, aunque eso suponga romper otros caminos...

Besos
........................
José Manuel: En el fondo no es un altibajo, sino una realidad que ya es ajena a mí, desde que decidí poner ese límite en mi camino...

Se vive más feliz sabiendo ser dueño de tus decisiones...

Besos