miércoles, 11 de julio de 2007

Lluvia


Suena el agua golpeando contra el cristal.
Se deslizan suaves gotas
provocando visiones borrosas de la realidad.
Entonces, enciendo el motor
y pongo en marcha el limpiaparabrisas.

Fuera, bajo un canalón desbordado,
un paraguas rosa,
decorado con decenas de mariposas
es sostenido por un risueño niño
que mientras salpica el agua,
sonríe a los que le miran.

Y yo, sonrío con él.

6 comentarios:

reikiaduo dijo...

Y esa escena de las escenas, cantando bajo la lluvia, y el bailarín que levaba una gripe del 18

julio-entuinterior dijo...

¡Qué facilidad tienen los niños para provocarnos una sonrisa! Por la cosa más simple...
Pero enseguida volvemos a sumergirnos en nuestras complicaciones ¿ ?

Un abrazo

Trini dijo...

Y es que no hay nada que se contagie tan rápidamente, como la sonrisa de un niño... A ver quién es el que se resiste.

Besos muchos

Darilea dijo...

Un niño para mi es como un espejo siempre me devuelve su alegría.
Besitos

Darthz dijo...

Over the rainbow...

Me encanta, por cierto, la lluvia.

Sonrisas.

Ojo de fuego dijo...

reikiaduo: Pues dí que sí. Aunque lo de la gripe, si la llevaba encima, ni idea.
.................
julio: En cierta manera, debiéramos ser todos un poco niños y buscar esa manera de llenarnos con las pequeñeces hasta dentro. Las complicaciones crecen con las responsabilidades... Son inherentes..
Un beso
................
trini: Es una maravilla verlos sonreir. Son maravillosos, inocencia a la carta.
Muchos besos
............
Darilea: Son muy especiales, sin el muro que después construimos alrededor, sin duda, son genuinos, únicos.
Un beso
.........................
Darthz: Toco esa canción al piano y la película me encanta. La lluvia es fantástica para las lechugas y para limpiar el alma...
Besitos