miércoles, 25 de julio de 2007

Con la mirada al frente


Esperó a que llegará, sabía que estaba allí. Apareció envuelta en un halo de tristeza, con los ojos empañados de lágrimas. Cuando la miró, rompió la capa acuosa que anegaba el espacio bajo los párpados. Se dió cuenta de que ya no podía más.
- Se que estás triste, lo se- le dijo. - Se que aguantaste lo que pudiste, que pese a saber que sus palabras te estaban haciendo daño has estado ahí, al pie del cañón, poniendo buena cara.
- Es que ya no puedo más. Me he exigido demasiado y siento que él no lo ha hecho. Que piensa que con bonitas palabras va a borrar todo el daño que llevo dentro. Ya no es cuestión de perdonar, ya no es eso, lo que pasa es que siento que nunca va a reconocerlo, que nunca va a ser capaz de ponerse delante mío y agachar la cabeza. ¡Creía tanto en él! Pero él, se considera demasiado buena persona, como para darse cuenta de la crueldad que puede destilar.
- Pues te toca madurar, sentir que puedes llevar adelante tu vida, que puedes hacer muchas cosas, crecer sin ese peso que llevas cargado sobre los hombros.
- En el fondo, dejar de ser esa niña tonta, que mucha gente quiere que siga siendo...
- Lo que tienes que hacer es continuar con el paso firme, saberte una mujer con tu destino en tus manos. En tus manos, no en las de otros.
- En mis manos. Pensaré en esas palabras... En mis manos...

7 comentarios:

José Luis dijo...

En sus manos deshoja la margarita del sí y del no, la margarita que nació durante la noche con las lágrimas de la rabia y el silencio.
Esperó hasta que la mañana y su alborada devolviera el color a las cosas y a su vida, cuando las ideas se aclaran y vuelve la valentía y el coraje.
Se miró las manos y notó en ellas más finas las huellas de la vida y la línea lejana del horizonte que de alguna manera la llamaba...

Trini dijo...

Nada como coger el destino en tus manos o, al toro por los cuernos. Nadie debe, ladinamente, dominar a otro, menos aún cuando se escudan en un amor o supuesto amor...

Besitos

Darilea dijo...

Coger el destino con las manos y no imaginarlo ni soñarlo sino vivirlo...
Palabras que deberían ser unos hechos.
Besitos.

gobina dijo...

Una vez,leí,que en esta vida ,muchos viven la canción de otros...
Cada uno debe cantar su propía canción...Es la única forma de que nadie nos haga daño,y de caminar sereno,por las vicisitudes de la vida...
Un beso.

julio-entuinterior dijo...

Que nunca andar con seguridad es sinónimo de dureza.

Un abrazo

Radikal dijo...

Agarra el destino. Y cuídalo bien, pues es tiempo de asesinos...

Acabo de descubrirte. Un saludo ;)

Ojo de fuego dijo...

Si que espero, hasta que pudo respirar sintiéndose una seguidora de sus propias huellas, de su futuro unido a su destino... El que ella misma es capaz de manejar.
Besos
..............
trini: Dí que sí. Eso es lo que se terminó por dar cuenta, de que debía de ser alguien, una misma....
Besitos
..............
Darilea: Vivir el que cada uno tiene por dentro, del que cada uno es dueño y señor.
esitos
..............
Gobina: Pero cuando quieres una compañía es difícil darte cuenta de ello. Y en ocasiones no hay nada más fácil que dejarse llevar. La parte difícil es la otra.
..............
julio: Eso no. Una cosa no tiene que ver con la otra. Digo yo que se puede conseguir, ¿no?
Un abrazo
.............
radikal: ¿Descubrirme? Si te refieres a mi anterior blog, espero que estés bien calladito. ¿Vale?