sábado, 24 de enero de 2009

Divina lluvia



Una mínima nube me hace sacar el paraguas
y hoy que ha llovido por cuatro,
lo he abandonado en casa.
Empujadas por el viento, corrían las nubes, los charcos crecían
y las gotas de agua que ahuyentaban su hambre,
me alimentaban la cara.

Creo que en el fondo, no me hacía falta.
El paraguas, digo.


4 comentarios:

Darilea dijo...

La lluvia purifica, ya sea la tierra o el espíritu.
Besitos :-)

ordago13 dijo...

la nube pequeña, la nube de papel


te invito:
republica libertaria de las tortugas

Ojo de fuego dijo...

darilea: Pues si, por lo menos gusta mucho ver como cae, siempre que no te mojes demasiado.
Besitos
..................
ordago13: De pequeña nada. Menudas nubes..

Estrella Altair dijo...

Es verdad a veces un buen chaparrón nos hace sentirnos vivos y con ganas sobre todo de dar gracias por todo lo que tenemos, por en cuanto...

Un beso