martes, 7 de octubre de 2008

6 de octubre = Ternura


"nos"


Ayer fue uno de esos días. Uno de esos días en los que los recuerdos se reúnen para sentir que estás tan viva como en ese mismo instante, hace nueve años.

Las contracciones que parecían no tener fin, la entrada en el paritorio para después salir corriendo al quirófano porque él era muy grande y no quería salir. Y cuando por fin pude verle y tenerle en brazos mientras no paraba de llorar buscando comida, se me llenó el alma de una ternura tan grande que todavía no se me termina.

El pequeñito que tomé en mis brazos, es ya un muchachito que continúa haciendo muchas preguntas para las que no tengo respuesta, porque todo lo quiere saber. Y cada vez que llega la fecha yo creo que, aunque soy una besucona increíble, él se pregunta porque le achucho más.

Y es que esa sensación no se te va de la cabeza, y lo siento como si lo viviera de nuevo. Le abrazo y le acuno y él se deja llevar apoyando la cabeza en mi hombro y a mí se me escapan las lágrimas y cuando se aparta me pregunta porque lloro.

Yo no se si me entiende lo que le pretendo explicar:

-“Es que hace nueve años que saliste de mi tripa y es como si también fuera mi cumpleaños”.

Me abraza y me dice que me quiere mucho.

-“Y yo a ti también, rey, yo a ti también”.


6 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Cuánto AMOR se siente por un hijo, no se compara con nada!!!

Abrazos,

Lidia

Ideas dijo...

Aprovecha a achucharle que cada año será más complicado hacerlo sin que El proteste más y más...
¡cuanta ternura y cariño tiene tu texto!! enhorabuena

Isabel dijo...

Dale muchos besos y muchas felicidades de mi parte. Ese niño de ojos preciosos y vivos, de gran inteligencia, con un desparpajo que admira, se merece una madre como tú. Que me cuide la salamandra ;)
Besitos!!

Trini dijo...

Y esa ternura no se acaba jamás, al menos mientras vivamos.

Feliz cumpleaños para tu niño y felicidades a ti por haberlo traído al mundo.

Besos muchos para ambos y un fuerte abrazo para el padre que, digo yo, también haría algo, no? :):):)
Besos, os quiero

julio-entuinterior dijo...

¡Qué madre, qué madre...! Esos besos y achuchones son el mejor alimento que le puedes dar.

Felicidades a los dos :)

Un beso

Ojo de fuego dijo...

lidia: Di que si. Creo que es muy especial, lo que se siente. Aunque espero también ser capaz de dejarle ir cuando lo necesite.
Besos
..................
ideas: Y lo aprovecho, que de tal palo tal astilla. Él es un besucón indomable, y espero que lo siga siendo. Hace lo que se le ha enseñado.
Besos
..................
isabel: La salamandra está en una balda de su habitación y no te preocupes que no hace falta que le digan que la cuide. Le encanta acariciarla.
Muchos besos, guapa.
...................
trini: Por supuesto que si. Para él, también. El día 6 a la noche, mientras I. estaba en la cama, lo comentábamos. Las sensaciones de ese día no se olvidan, están grabadas en la mente de los dos.

Besos, guapísima.
..................
julio: Ya lo sé. Pero también se aprovecha de ellos cuando me enfado con él. No veas como viene a dármelos para que se me pase el cabreo. Entonces me tengo que mostrar dura, aunque por dentro me estoy riendo de sus triquiñuelas.
Besitos